viernes, 23 de septiembre de 2016

Lavado de cerebro. La necesidad del pensamiento crítico.

 Metodología de una conversión.
Primera fase: verdades que matan.

Naomi Klein, puso de manifiesto en su "Doctrina del Shock" que las personas en estado de desorientación inducida son mucho mas propensas a ser manipuladas y a hacer suyas ideas y aptitudes que de otro modo difícilmente aceptarían. El shock sin embargo, no es la única forma de conseguir un estado de desorientación que nos haga vulnerables a ser convertidos a una nuevas ideas o preferencias. El neuromarketing parte del descubrimiento de que las zonas del cerebro que se activan en los anuncios para fidelizar a una marca son las mismas que se activan en los fieles a una religión y que tienen que ver con la seguridad y la fidelidad. No es por tanto extraño que se use el concepto de conversión para referirse al objetivo de una campaña publicitaria.

1.- El efecto que provoca la sustitución de las partes por el todo es la destrucción de información. Aprovechando que la idoneidad de una indicación es siempre discutible, se sustituye por otra que es tan irrefutable, como trivial e irrelevante.

Para "lavar" un cerebro o cualquier cosa es necesario un proceso previo de borrado y eliminación. Pero no partimos de una situación de shock como Naomi Klein. La sustitución de las partes por el todo es un método mucho mas suave, pero si se dan las condiciones y planificación adecuada puede ser igual de eficiente.

Pensemos por ejemplo que llegamos a un cruce o bifurcación de carreteras. Encontraremos señales cuya idoneidad siempre será discutible. Podrían señalar a ciudades mas cercanas o mas importantes, mostrar mas o menos información, etc. Entonces vemos trabajadores sustituyéndo estas señales por otras que apuntan de forma genérica a ¡nuestro propio pais!. Una información tan irrefutable y exacta, como trivial e irrelevante. Nuestro sentido común nos mueve a reclamar e interesarnos, pero quien dirige los trabajos es una patrulla de tráfico. ¡Por fin parece que nuestras dudas serán resueltas!.

Segunda fase: criminalización

En la segunda fase de la conversión se produce la redefinición de destinos. El discurso ahora es moral y policial. La autoridad ha aparecido providencial y mesiánicamente para aliviar nuestra confusión y a su criterio salvador nos entregamos. Ya no hay debate sino linchamiento. A mayor confusión, mayor tendencia a aceptar la autoridad.
¡Por "suerte" tenemos cerca a "la autoridad"! Una autoridad que nos muestra con una diligencia y amabilidad desacostumbradas una salida, la única. Nos previene también de que las antiguas direcciones no están disponibles y nos exponemos a sanciones en caso de optar por ellas. Quizá incluso deleguen en nosotros responsabilidades y nos pidan colaboración para transmitir sus instrucciones y que nadie tome las direcciones anteriores. Entraremos entonces en discusiones interminables con quienes habitualmente tomaban esas rutas. Y puede que en algún momento, en medio de la crispación y la confusión, nos planteemos si esa "autoridad" está manipulando la situación, para redigir el tráfico a intereses no confesados o directamente inconfesables.


Algunos ejemplos

Podríamos pensar que todo esto son conjeturas, pero se han elaborado a partir de la lógica y principios físicos. Por eso se ha ilustrado a partir de elementos físicamente reconocibles. Pero en la vida real, este proceso es mas abstracto y sutil porque los indicadores físicos han desaparecido. En su lugar tenemos palabras, cuyo significado tiene diferentes características en la terminología científica, en la legal y en el lenguaje común. La justificación del uso de una terminología frente al lenguaje natural es evitar los equívocos propios del mismo.
Si consultamos un diccionario, veremos por ejemplo, que conceptos como "teoría" o "ciencia" tienen varias acepciones, no coincidentes entre sí, ni con la terminología científica o legal. Eso se debe a que la adquisición del lenguaje natural se realiza mediante el uso intuitivo y la repetición en contexto. La adquisición de la terminología científica y legal es académica. Pero el lenguaje de la ciencia se mantiene por consenso científico a diferencia del legal que puede ser influido por la política y legislación. Llegados a este punto podemos entender el objetivo de este tipo de manipulaciones. Y ese objetivo es transferir a normas legales, vinculantes para toda la población, la defensa de unos intereses particulares ajenos el bien común.

- Todo es química: La mejor forma de conseguir que la gente no tenga prejuicios sobre productos elaborados a partir de la química industrial, química de síntesis o de cualquier otra naturaleza es: produciendo con seguridad, consumiendo con seguridad y eliminando los residuos de todos los procesos con seguridad. El problema es que esto es muy caro y  exige replantearse el modelo económico. Es mas barato informar de los riesgos a quien produce, a quien consume y a quien pueda estar expuesto a la contaminación. Por desgracia es muchísimo mas barato (y acorde con el modelo económico actual) desinformar o simplemente no informar. En este caso, el discurso típico podría ser: "Todo es química. Las moléculas del agua que salen del manantial son exactamente iguales a las procedentes de la depuración de aguas residuales. H2O." Sin embargo, los proceso de los que proceden son muy diferentes. Los riesgos de contener residuos, el coste y dependencia energéticas, etc son muy diferentes.

- Todos los políticos son corruptos: La mejor manera de ocultar un elefante en una avenida, es llenar la avenida de elefantes. Este tipo de generalizaciones sirve precisamente para eso y los primeros beneficiados son aquellos políticos que ven cubiertos sus desmanes con el manto de la generalidad.

- Todos cometieron atrocidades: En el discurso sobre la recuperación de la memoria histórica española, este tomar las partes por el todo permite presentar a las víctimas como verdugos y a los verdugos como víctimas. Nunca habrá suficiente indignación para denunciarlo.

- Todos los productos son artificiales (nada es natural): En pocos memes veremos reflejado con tanta nitidez el proceso de conversión aquí desarrollado como en el meme "los productos naturales son un timo". La lógica de tal afirmación se basa en la premisa de que todo es artificial y por tanto nada es natural. Si aceptamos esta afirmación como irrefutable posiblemente nos distraeremos de que es también trivial e irrelevante. Sepultamos con esta sentencia las siempre discutibles diferencias entre agricultura biológica, ecológica, tradicional, industrial, o cualquiera otra.

La siguiente fase, la criminalización, corre a cargo de "la autoridad", en este caso representada por algún titulado en biológicas, pero con habilidades sociales, capáz de manejarse con soltura en los medios de comunicación. Es en ese entorno de noticias-anuncio, fuera del alcance una ciencia de la que se autoproclama representante, donde obtiene la fama, púlpito y altavoz en las principales cadenas de televisión. Las falacias ad hominen se convierten entonces en divulgación científica y cualquier payés u hortelano puede ser sospechoso de crímenes contra la humanidad.
Llegados a este punto, ya no hay lugar para un debate basado en el espíritu crítico, cuando ha tomado las riendas el espíritu inquisitorial.


Referencias:

- Todo es química... o no. Claudi Mans Teixidó
- Alimentos ecológicos. Mucho mas allá del miedo. Margarita Mediavilla
- Cómo hackean nuestro cerebro. La ciencia al servicio del engaño y la manipulación.

jueves, 25 de agosto de 2016

Pseudociencia transgénica. Desventuras de un tomate en comisaría.

 Un tomate declarando en comisaría. Un tomate absolutamente perplejo y rojo de vergüenza. Un tomate que veía cómo su miedo escénico, ante ese superpoder llamado inteligencia, se diluía en la nueva convicción de que, después de todo, no era para tanto.
 Esa fue la primera imagen, surrealista y cómica a la vez, que me vino a la mente cuando tropecé con el nuevo lema transgénico "Los productos naturales son un timo". En un principio, supuse que a alguien se le había ido la mano con las licencias literarias al denunciar los desmanes de la publicidad.
No era el caso. Por irracional que pareciera, alguien que declaraba hacer solo ciencia, sometía a la Naturaleza misma a juicio sumario.
 El absurdo, sin embargo, no siempre es inocuo. La autoridad de un título en biológicas puede dar mucho juego en desinformación si tienes los apoyos necesarios.
El esquema argumentario era el mismo de cualquier religión:
ciencia(religión)=verdad   =>    no ciencia=mentira  =>    mentira=crimen.

En la práctica se traduce en lo de siempre:
disidencia=crimen.
Este planteamiento nos provee de jueces iluminados que en su incursión en la jurisprudencia lo primero que eliminan es la figura del abogado defensor y el principio de inocencia.

Y eso no. Otra vez no. No en nombre de la ciencia.

Si esta es la forma de hacer divulgación de la ciencia ¿qué tipo de ciencia hacen estos técnicos? Las falacias no son falacias si el "científico" es "campechano". Hay surtido: ad hominem, ad nauseam, ad crumenam... pero quizá lo mas inquietante es la simbología. No cuesta imaginar a los sicarios de cualquier corporación disparar para defender a los indefensos carritos de supermercado. Toda una metáfora sobre el record de 185 activistas de defensa del medio ambiente asesinados en 2015. En Europa, por ahora, criminalización.





 Cada vez más, el peso de los think-tanks y de los influencers neoliberales y sus técnicas de marketing y neuromarketing se hace mas patente. Pensar que unas cuantas falacias son todo su arsenal sería un grave error. Hay mucho en juego. Demostrar que el cambio climático está provocado por el ser humano tiene consecuencias políticas y económicas inmediatas. Quienes sufren los efectos sin haber participado en su génesis, reclamarán a quienes han quemado los combustibles fósiles. ¿Respuesta? La legislación española ha criminalizado las energías renovables con multas de infarto y condiciones imposibles. Se desplaza así la responsabilidad mediante legislación directa, desde el modelo económico a quien ofrece alternativas.
Se pretende asociar alternativo=anticientífico cerrando cualquier debate sobre una auditoría energética. Parece que con la agricultura ecológica y biológica se prepara algo parecido: criminalizar las únicas opciones viables para evitar que dirijamos la mirada sobre la insostenibilidad de la agricultura industrial.

Desde un principio, las críticas a la revolución verde ya avisaban que con ella, la agricultura moderna pasaba a ser dependiente de los combustibles fósiles casi al cien por cien. Con la agricultura industrial se dejaba la producción de un bien tan esencial para la vida humana como los alimentos, a merced de recursos no renovables. Con la llegada del pico del petróleo y su consecuente declive, el escenario de esa agricultura y el suministro de alimentos al mundo civilizado ofrece un futuro tan oscuro como el petróleo que lo sustentó: colapso.
¿Por qué tanta agresividad y encono en los ataques a la ecología y a organizaciones ecologistas? Porque de esta manera se desplaza la responsabilidad del modelo económico y agrícola hacia aquello que lo cuestiona. La sostenibilidad no es una utopía. La sostenibilidad es inevitable. Lo que no se sostiene se cae. Así de simple. Las leyes de la economía son un timo, las leyes de la termodinámica no lo son. ¿Nos alimentará una agricultura de tractores o drones transgénicos alimentados con la "energía" del tecno-optimismo? No parece que eso esté en un horizonte cercano.

¿Existe lo natural? Por supuesto. Tiene incluso una entrada en el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Cierto es que se están arrasando ecosistemas como las selvas amazónicas, asesinando a los defensores de ese futuro y los pueblos que intentan defender sus territorios. Pero las leyes naturales que sustentaban esos ecosistemas siguen rigiendo frente a las de la economía.
El mayor de los timos es haber conseguido implantar en el ideario colectivo que podemos crecer de forma infinita en un planeta finito. Esa es la pseudociencia que mas debiera preocuparnos.
La noticia intenta asociar vegetarianismo con ideología nazi. Si decimos que Calígula o Franco eran carnívoros... ¿convierte eso a todas las personas que comen carne en genocidas? Se induce en el lector la sustitución de una parte(vegetarianismo) por el todo(Hitler). Pero Hitler se dió a conocer por poner en práctica sus ideas sobre la genética y darwinismo social, algo que siendo muchísimo mas relevante, no parece molestar a nuestros adalides de lo transgénico.

Cierto es que la ética no pertenece a sus programas ni se estudia en las carreras de ciencias. Esto no evita que quienes amamos de una u otra forma la ciencia, creamos imprescindible esa ética en su ejercicio.

Referencias:

-Amnistía Internacional. Situación que enfrentan las personas defensoras de los derechos humanos relacionados con la tierra, el territorio y el medio ambiente en Honduras y Guatemala.
-Ejemplos de conversión por neuromarketing.

sábado, 20 de agosto de 2016

Cómo hackean nuestro cerebro. La ciencia al servicio del engaño y la manipulación.

De la realidad accesible a nuestros sentidos solo percibimos y procesamos una pequeña parte. Sustituir el todo por las partes y las partes por el todo, es la mayor vulnerabilidad de nuestra mente y está presente en buena parte de las falacias lógicas. Podemos pasar por alto cosas tan evidentes como que la mano que sujeta las cartas tiene seis dedos, uno de plástico.
Cuando los magos compartieron sus secretos con la ciencia, dejaron su poder en manos de publicistas y manipuladores. Desde las agencias de "inteligencia" a las de publicidad. A cambio, para las personas que pudieran estar interesadas, por ahora son públicas las estrategias mediante las cuales podemos ser víctimas de engaño mediático. Nos preguntamos con frecuencia cómo es posible este estado de insensatez colectiva, pero lo cierto es que entre la realidad y nosotros hay un televisor.

De la neuromagia al neuromarketing

Nadie mejor que quien practica la magia para hacernos descubrir el pensamiento mágico. Hablamos por supuesto de magos honrados, ilusionistas y prestidigitadores, esos que se comprometen a engañarnos y lo hacen. En ese divertimento deberíamos ser capaces de darnos cuenta de lo vulnerables que somos al engaño, porque lo cierto es que la mitad de la mentira la ponemos nosotros.
Hay una definición de neuromarketing, mas o menos oficial y neutra, como la aplicación de técnicas de las neurociencias al ámbito de la mercadotecnia. Pero puede ser mas reveladora la que usan algunos de quienes se dedican a ello:

 Neuromarketing: Se define como la ciencia de la utilización de los sesgos cognitivos para influir en el proceso de toma de decisiones de los consumidores en la comercialización.

 Si en economía se considera una idealización de individuos que toman decisiones racionales en el mercado de oferta y demanda, surge una tremenda contradicción cuando se usa la ciencia para desarmar a los individuos del cortafuegos del raciocinio en la toma de decisiones. Es curioso que no levanten la voz aquí, indignados, las asociaciones en defensa del pensamiento crítico, quizá demasiado atareadas en la cacería de magufos. Porque cuando lo que se vende es un partido político o un estado de opinión contra Greenpeace y no una aspiradora, la pretensión de asepsia científica es inasumible. Estamos asistiendo a una manipulación de la realidad a través de los medios de comunicación de forma premeditada y planificada a una escala nunca vista. Han sido las sociedades totalitarias del siglo XX las que primero han aplicado conocimientos científicos para mejorar las técnicas de lavado de cerebro y parece que ahora se vuelve a recorrer el mismo camino. Como bien decía el economista Sampedro "la gente no está loca, la gente está manipulada".


Alfred Hitchcock:
“La televisión ha hecho mucho por la psiquiatría: no sólo ha difundido su existencia, sino que ha contribuido a hacerla necesaria”.


 El DSM-IV es el manual usado por los psiquiatras para diagnosticar enfermedades mentales. Detrás está, la misma organización que mantuvo la homosexualidad en la consideración de enfermedad mental hasta 1973 y que anteriormente la "curaba", al igual que al comunismo, mediante lobotomía. Ha oido bien, los psiquiatras también "curaban" el comunismo, el anarquismo o cualquier otra dolencia que aquejara los dividendos de Wall Street. Por supuesto avalada por un premio Nobel.
Ahora incluye el librepensamiento y el cuestionamiento de la autoridad en la misma categoría de enfermedades mentales. Eso dice mucho sobre el tipo de sociedad a la que se nos dirige. Teniendo en cuenta que la ciencia tiene su origen en la negación del principio de autoridad como forma de "demostrar" un argumento, en favor del pensamiento crítico que lo obtiene mediante experimentos reproducibles y refutables, no cabe duda de que estamos ante pseudociencia de la peor calaña.

¿Cómo hackean nuestro cerebro?

Vayamos a lo mas simple. Nuestra mente no vive en la realidad sino en representaciones de esa realidad. No conocemos los hechos sino la información sobre los hechos. No es algo que se descubriera ayer. "Ojos que no ven, corazón que no siente"
Nuestra percepción de la realidad es muy limitada, pero aún así, eso es mucho mas de lo que somos capaces de procesar. La selección se realiza mediante lo que se llama el foco de la atención y responde a criterios que no siempre controlamos conscientemente.
Contínuamente estamos tomando partes de un todo, la realidad. Esta es posiblemente la mayor vía de acceso a manipulaciones y puede ser asimilada a una pérdida de información, detalles y matices. "Todos los políticos son iguales" "Todos los mejicanos son violadores" (Donal trumhp) "Todos los refugiados son terroristas" "Todo es agricultura" "Todo es química". Si nos dejamos conducir por quien reclama para sí el principio de autoridad, el sesgo puede darse a nivel colectivo.
El paso siguiente es el procesado de la información para encajar todas esas partes en nuestra representación del mundo, ese todo de certezas e incertidumbres. Aquí tenemos la siguiente via de acceso, y donde las fuentes autorizadas, periodistas de televisión por ejemplo, pueden llevar nuestra mente a derivas que jamás pensamos pudieramos tener. Los medios de comunicación ya nos dan una información seleccionada e interpretada dejando un margen muy estrecho para nuestros propios sesgos y prejuicios.

Finalmente queda la memoria, la fijación de toda esa información procesada. Nuestra memoria tiene dos vías de fijación a largo plazo: el impacto emocional (doctrina del sock) y la repetición. "Una mentira repetida se convierte en verdad".
Aunque nos digan que nuestra capacidad de procesamiento y memoria es infinita, no lo es. Las conexiones neuronales se degradan con el tiempo. El cerebro se deshace de información para sustituirla por una nueva. Si una información persiste, se acaba instalando como parte de nuestra representación de la realidad. La repetición es la forma habitual en que nuestro cerebro mantiene su información. No es de extrañar por tanto que las religiones ritualicen sus dogmas en ceremonias de perioricidad constante y obligatoria, o que nos repitan el mismo anuncio una y otra vez. Cuando aprendemos a hablar no lo hacemos consultando el diccionario, sino de forma intuitiva asociando palabras a objetos y personas por simple repetición.

No es extraño que quienes han desvelado secretos estén perseguidos (Assange, Snowen...). Una sociedad, igual que un cerebro, puede ser controlada mediante la información que recibe.

Los procesos cognitivos y de percepción de la realidad son susceptibles de análisis mucho mas complejos, aquí hemos intentado ceñirnos a aquellas limitaciones de carácter físico.
No se pretende en este caso, señalar una manipulación concreta, sino dotarnos de modelos y estrategias para evitar manipulaciones y hackeos de nuestra propia mente y cerebro.

¿Cómo supera la ciencia las vulnerabilidades de nuestro cerebro?

La ciencia se enfrenta al mismo problema físico a la hora de construir una representación de la realidad. No es posible analizar toda la realidad. La única representación completa de la realidad es la propia realidad. Entonces buscamos patrones de comportamiento en la Naturaleza y les otorgamos  la categoría de leyes naturales. Lo que llamamos experimento u observación física no es mas que el proceso de someter una parte de la realidad a estudio, este estudio debe tener un contorno de observación bien definido para que pueda ser reproducido por cualquiera. Así se podría decir que en la ciencia son quienes repiten nuestras observaciones o verifican resultados los que demuestran su veracidad o verosimilitud. Es precisamente esta estructura horizontal y transparente la que permite trabajar a una comunidad de individuos y organizaciones, hetereogénea y diversa, con diferentes ideas políticas o religiosas, sin necesidad de andar cortando cuellos para imponer una supuesta verdad.

Pero es inevitable abordar en algún momento si las conclusiones o resultados que hemos obtenido se pueden considerar válidas para un todo general no limitado por las condiciones controladas de laboratorio. El reduccionismo consiste básicamente en admitir como aceptable esa transposición simple, que en definitiva es tomar el todo por las partes. Y ha resultado muy útil a la ciencia, por ejemplo, en búsqueda de leyes físcas fundamentales como la Termodinámica o la caida de los cuerpos, sin embargo, es también fuente de tremendos errores y mala ciencia. Alguien nos puede decir por ejemplo, que tras un sesudo estudio científico se concluye que las centrales nucleares son mas seguras y limpias puesto que el número de accidentes y emisiones de CO2 son  bajos en relación a otras energías. Sin embargo, si tenemos en cuenta que los residuos nucleares permanecen activos durante miles de años la conclusión será contraria.
La ciencia se encuentra cada vez mas condicionada por el modelo económico y su exigencias para ser financiada la exponen al control de la misma por los poderes financieros, políticos, militares y económicos. Quizá por ello el principio de autoridad se exhibe con mas frecuencia y la ciencia va perdiendo parte de su antigua belleza y fiabilidad.

Referencias:
- Neuromarketing. Wikipedia.
- Los engaños de la mente. Susana Martinez Conde.
- Los once principios de la propaganda nazi de Joseph Goebbels.
- Uso de los sesgos cognitivos en el neuromarketing.
- Sitio de Susana Martinez Conde.
- A cada cuerdo le llega su marketing.

sábado, 30 de julio de 2016

Científicos haciendo pseudociencia: hacia un nuevo tecnofascismo.

Fig 1. La ciencia no permite manipular el método o la información para obtener un resultado deseado.  Declarado o no, ese es el objetivo del poder, donde el conocimiento y el medio a través del cual se transmite, son intervenidos y modulados por la intencionalidad para conseguirlo.





La peor pseudociencia, la mas tóxica, no es la del mercachifle que vende crecepelo, sino la de aquellos científicos que por su conocimiento de la ciencia, se encuentran en posición de corromper sus principios de forma que las afirmaciones que proclaman aparezcan laureadas con el brillo de lo incontestable. A pesar de que la negación del principio de autoridad fue, y debería seguir siendo, uno de los principios básicos de la ciencia.

Podríamos pensar que estamos ante un fenómeno relativamente inofensivo o poco frecuente. Conviene aquí recordar que la idea del darwinismo social y la supremacía de una raza o nación han causado mas muertos que todas las guerras de religión en el siglo XX y son el soporte ideológico de varios genocidios. Lo que se ha repetido una y otra vez ha sido la experimentación con seres humanos, en cuanto una guerra ha roto las barreras morales que lo impedían. Ese batiburillo de genética y darwinismo social ha causado millones de muertos y parece que aún dará quebraderos de cabeza. Debemos pues mantenernos alerta, para que la ciencia y el poder que han traido los conocimientos aportados, no se vuelvan contra nosotros, realizando para ello una autocrítica constante. La ética de un científico está a veces respaldada por creencias y convicciones alejadas de la ciencia. La ciencia sin corazón nos ha traido imágenes de espanto.

 Una de las razones por las que el concepto de ciencia aun genera nuestras dudas, es que, mas que hablar de método científico, debiéramos hablar de métodos en la ciencia adaptados a diferentes disciplinas, muy compartimentadas y con poca comunicación entre ellas. La imagen que tenemos de una ciencia de verdades perfectas y absolutas no es fruto de una inexistencia de intromisiones o manipulaciones, sino de una falta de autocrítica. Quizá por ello sea mas fácil definir lo que NO es ciencia. Podemos trazar una línea divisoria clara por medio de la teleología, las intenciones u objetivos, resumidos en la pregunta ¿para qué? Fig 1
Fig 2 La penetración de actitudes pseudocientíficas por parte de técnicos y científicos se viene disfrazando precisamente de lucha contra la pseudociencia. Esto está distrayendo de problemas muy graves y permitiendo una sumisión total a los dogmas y poderes económicos.
Desde sus comienzos la ciencia ha interactuado con la tecnología. No todo es método. Desde el telescopio de Galileo al actual acelerador de partículas europeo, la tecnología ha ampliado los sentidos del ser humano y a su vez los nuevos conocimientos permiten mejorar esa tecnología. Un modelo basado en distinción teleológica, permite discriminar entre el conocimiento científico y su uso. La teoría de la relatividad, de la bomba atómica. Los conocimientos de genética, de los cultivos transgénicos. También nos permite aplicar el principio de que la mejor manera de evitar prejuicios contra nuevos conocimientos es produciendo con seguridad, usando con seguridad y eliminando residuos con seguridad y no tanto mediante campañas publicitarias.

El conocimiento es una fuente de poder. No es de extrañar por tanto que la ciencia se halle cortejada, presionada o condicionada por los poderes teleológicos. Es especial, los condicionantes económicos, como la necesidad de obtener financiación, pueden determinar qué se investiga y qué no, el cáncer o la enfermedad de chagas, reconocida por la OMS como una de las trece enfermedades mas desatendidas del mundo. La pseudociencia no es algo apartado o a lo que la ciencia sea completamente inmune. Se caracteriza por presentarse como ciencia, por intentar suplantarla, no solo porque sean conocimientos no obtenidos mediante el método científico. Así por ejemplo, la biblia o cualquiera de las religiones que se basan en ella no son pseudociencia, el "creacionismo" sí lo es. Creer en fantasmas, ovnis o el espagueti volador no es pseudociencia. El darwinismo social sí es pseudociencia.

Ocurre además que la palabra "ciencia" en el lenguaje habitual tiene un significado mucho mas amplio y con mas acepciones, que aquel por el que la misma ciencia se autodefine. Tenemos aquí el efecto inverso y personas del mundo de la ciencia o la tećnica, se aventuran en una caza de brujas, en la que no están respaldados ni autorizados por ningún método científico, pero presentándose como sus valedores. Generan así un tipo de pseudociencia desde arriba, mucho mas mezquina que la que aseguran combatir. Convirtiendo su actividad en un quitar la paja en el ojo ajeno.

Así científicos y técnicos, fuera de su especialidad y con ese principio de autoridad, nos dicen que hacen ciencia cuando en realidad están haciendo, economía, política, juicios morales u ostentación de trofeos en sus cacerías de magufos. Haciendo pseudociencia. La peor. La que está convirtiendo la ciencia en otra forma de religión y corrompiendo sus pilares.


Técnicos y científicos, a menudo tienden a pensar que su conocimiento o bagaje científico les hace inmunes a las falacias y prejuicios cognitivos que pretenden denunciar, como si su cerebro fuese distinto al de los demás por haber seguido una carrera de ciencias. Pero experimentos como la conferencia del doctor Fox y un análisis concienzudo de trabajos y conferencias científicas muestran lo contrario. Algunos científicos han demostrado cómo trabajos carentes de contenido podían pasar incluso una revisión por pares. Eliminar la autocrítica en la ciencia es eliminar la ciencia.

El método científico ha permitido que personas de diferentes lenguas, razas, nacionalidades, culturas, creencias, opiniones y épocas hayan podido comunicarse y construir el mayor legado de conocimientos en la historia de la humanidad. Pero no ha evitado la esclavitud, ni la crueldad, ni el agotamiento de recursos, ni el cambio climático, ni las guerras, sino que ha participado en ellas para hacerlas incluso mas letales y terribles.

La ciencia ilumina los caminos pero no nos dice cual de ellos andar.

Referencias:
- Pseudociencia. Wikipedia
- Ciencia. RAE
- Operación paperclip.
- Experimentación en seres humanos
- Escuadrón 731
- Thomas Khun 
- ¿Qué es la ciencia?
- El circo de la ciencia contemporánea
- ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?

martes, 19 de julio de 2016

El timo de la Revolución Verde. Las pruebas.


La peor pseudociencia, la mas tóxica, es la que hacen algunos científicos. El prestigio de la ciencia se ve así vampirizado por quienes usan el principio de autoridad. Cuanta mas autoridad, mas absurdas pueden ser las ideas que logran imponerse. Se puede oir decir que la agricultura ecológica o biológica no es sostenible. Pero durante centurias y milenios solo se usaban energía e insumos de origen biológico. No conviene dejar nuestro propio juicio en manos de "expertos".
En el artículo publicado, "La estafa mas grande en la historia de la humanidad: un Nobel para la Revolución Verde" se ha producido debate en la sección de comentarios sobre la veracidad y fiabilidad de un dato: que en EEUU se gastan 10 calorías de energía procedentes de combustibles fósiles para obtener 1 caloría de alimentos. Eso ha obligado a profundizar en el origen de esa información y a buscar la fuente original. Hubiera estado bien tener que rectificar y poder decir que no hay de qué preocuparse. Tengo una buena noticia, son 10 calorías para producir 1,4 calorías en vez de una sola. Cuatro décimas más de lo afirmado. La mala noticia es que los datos no son actuales sino de 1975. ¡Hace 41 años! Me temo que el gráfico peca de optimista. Por eso traemos aquí el gráfico original traducido al castellano, para que los lectores puedan formarse su propio juicio y opinión.
Las unidades de energía de combustible fósil son 7 para producción bruta, 15 para producción de carne y 13.5 para productos vegetativos lo que nos da un total de 35.5. En el plato son 1.9 de productos animales y 3.1 en productos vegetales. TREA=5/35,5= 0.14 calorías por caloría invertida.

- La primera referencia donde encontramos este gráfico es en el informe de proyecciones para el año 2000 (cap 13, pag 444) para el presidente Jimmy Carter, cuyo famoso discurso se apagó en favor del mas beligerante Reagan: ese no era el "modo americano". Si Estados Unidos había superado el pico del petróleo, había un mundo ahí fuera para ser expoliado. Todo lo que hacía falta era ejército, "inteligencia" e imponer el dólar -ya sin respaldo físico alguno, solo confianza, o mas bien miedo a su ejército- como divisa planetaria para adquirir, vender o "imprimir" petróleo. Con el petrodolar murió cualquier política seria y honesta de sostenibilidad. Porque el mundo a saquear era este y también tiene recursos finitos.

- La segunda referencia es el informe de la FAO  de 1976 sobre agricultura y alimentación (página 107, figura 3-3). Si queremos ampliar la información que aparece en el gráfico solo tenemos que leer el capítulo en que se halla incluido y que confirma los datos representados en nuestro gráfico. En la página 106 podemos encontrar que se dice "... puede estimarse someramente que, para proporcionar 1.9 julios de energia alimentaria en forma de productos pecuarios... se necesitan 19 julios de combustibles fósiles..." lo que nos da efectivamente una Tasa de Retorno Energético Alimentario de 0.1, diez calorías para obtener una.

- La tercera referencia corresponde a la publicación "Energy from Sun to Plant, to Man" cuya autoría pertenece a la empresa "Deer and Company" y parece ser el informe original.

Podemos deducir algunas cosas. El estudio está realizado en origen por una compañia estadounidense de fabricación y aprovisionamiento de maquinaria agrícola en general, bien posicionada para obtener datos fiables. Las referencias subsiguientes, el informe para el presidente Jimmy Carter y el informe "El estado de la alimentación y la agricultura 1976" de la FAO, muestran que hay conocimiento de la situación por parte de grandes compañias privadas y las mas altas esferas políticas estadounidense asi como internacionales. El informe es antiguo,  de 1975, hace mas de 40 años. En medio de una década convulsa por dos crisis económicas de profundo alcance. EEUU había atravesado su pico nacional del petróleo en 1972 y existía una preocupación muy seria y real por conocer la dependencia de los combustibles fósiles de un producto tan fundamental como la comida. A escala planetaria estamos en una posición similar. Hemos atravesado el pico del petróleo, en 2006 según la Agencia Internacional de la Energía, y la dependencia del sistema alimentario mundial del petróleo sigue siendo brutal, especialmente en los paises industrializados.



¿Qué es la Tasa de Retorno Energético y por qué es tan importante?

Cuando producimos energía no la creamos. Recuerde que la energía no se crea ni se destruye. Lo que hacemos es usar energía para obtener mucha mas energía. Para saber cual ha sido el beneficio y la Tasa de Retorno Energético se divide la energía obtenida por la energía empleada para conseguirla. Es como cualquier negocio que usa dinero para conseguir mas dinero. Lo importante al final son los beneficios. Y como cualquier negocio, cuando los costes superan a los ingresos, hay que cerrar y la fuente de energía de ser fuente.
Es decir, no podemos saber cómo va el negocio si no conocemos todos los costes . Si no conocemos la TRE entonces no podemos saber si el negocio va mal. Aunque existen algunas controversias sobre su cálculo, la Tasa de Retorno Energético, alimentaria o no, tiene una formulación extremadamente sencilla y es imprescindible para saber si estamos ante una fuente de energía o ante un sumidero.
La Agencia Internacional de la Energía, AIE, fue creada a raiz de la crisis del petróleo de 1973 y tiene 29 paises socios. Si buscamos en la página el término EROI, las iniciales en inglés de la tasa de retorno energético, solo encontramos 4 resultados en los que apenas se menciona. Imagínese a las mas importante organización mundial que hace auditoría de la energía, donde no resulta posible o es muy difícil, valorar la energía que cuesta producir energía.
¿Por qué apenas hay estudios actualizados? Aquí solo se hace la pregunta.


  Cuando en el titular del este artículo se habla de timo o engaño, se entiende que aquellos que tienen la responsabilidad de suministrar una información veraz y objetiva a la población, y que incluso presumen de tal cosa, no solo son responsables de lo que nos dicen, sino también de aquello que callan y nos ocultan. Porque es en ese silencio donde duerme el caos y la locura social.
"No debe interpretarse como maldad aquello que puede explicarse mediante la estupidez o la ignorancia" dice un aforismo. Pero ¿qué ignorancia pueden aducir los mas altos y laureados premios Nobel representantes del conocimiento científico, de la Física, de la Economía, la Química o la Medicina?
Quizá estas pruebas no sean suficientes para señalar culpables. Sin embargo lo son para mostrar la existencia de un engaño de consecuencias colosales.
Quizá aún no seamos conscientes de las implicaciones que tiene y tendrá, que mas de cien premios Nobel se hayan unido para marcar a los defensores del medio ambiente como diana para los sicarios a sueldo de las grandes empresas en paises en desarrollo y para los grupos fascistas en países desarrollados, sin mas pruebas que un niño ciego por el que nunca se preocuparon. Los medios de comunicación ya se encargaran  de convertir una insinuación en un crimen probado. El "lobby" ecologista tiene sus muertos atravesados por las balas y machetes de los que devoran la selva al ritmo frenético de los cultivos transgénicos de soja. De los pobladores originales desahuciados a los que ahora ahoga el suburbio.


Si todo esto le inquieta, no se preocupe, raudo habrá quien llegue a ofrecerle la pastilla azul. Pero si de verdad quiere saber, no crea lo que aquí se ha dicho. Haga sus propias indagaciones, no se conforme con la respuesta mas cómoda. Tire del hilo y haga rodar la madeja.

PD: Este artículo se centra en las pruebas sobre afirmaciones que se han realizado en un artículo anterior. Se añaden aquí nuevas aportaciones y referencias que actualizan la información. Los datos ofrecidos en el artículo corresponde a la década de 1970, hace cuarenta años. Las cosas han cambiado, si... a peor.
Datos del departamento de agricultura con fecha de 2002 reflejan una intensificación de la dependencia insostenible de combustibles fósiles en la agricultura de EEUU.
- Recopilación de datos en http://ourrenewablefuture.org/the-present/
- Estudios actualizados de eficiencia energética en el sistema alimentario:
- Pimentel, D. (1996) Food, energy and society. University press of colorado

- Energy Use in the U.S. Food System Año 2010, con datos entre 1997 y 2002

martes, 12 de julio de 2016

La estafa mas grande en la historia de la humanidad: un Nobel para la Revolución Verde.

Una acusación tan grave como la de estafa en la concesión de un premio Nobel, mas aún cuando se trata de una cuestión tan vital como la alimentación de la humanidad, debe ser puntualmente demostrada. Eso haremos en este artículo. El lector ha de juzgar, y si dispone de medios y conocimientos, también comprobar. Tomaremos en un principio, la primera definición que aparece en el diccionario de la Real Academia Española de la palabra estafa:

f. Timo, engaño con fin de lucro.
(der. Delito que comete el que, mediante engaño, abuso de confianza o uso de su cargo, se lucra indebidamente.
Una de las condiciones mínimas para mantener la coherencia en un análisis Físico de la agricultura es que todos los cálculos realizados sean a su vez magnitudes físicas expresadas en sus correspondientes unidades físicas. A partir de ellas podemos obtener diferentes tipos de rendimientos físicos: producción por Ha, hora trabajada, agua, caloría invertida, etc
La revolución verde de Norman Borlaug puede calificarse como una estafa que lleva al colapso global alimentario. La razón es tan sencilla como evidente: el aumento de rendimientos por hectárea y hora trabajada se hace a costa de un consumo de energía desorbitado, procedente de unos combustibles fósiles que comienzan su declive. En los cálculos se sustituye la energía por su precio, dando lugar a un popurrí de física y economía en el que se insertan todos los dogmas neoliberales. La agricultura industrial llega a rendimientos donde se obtiene una caloría por cada diez invertidas. Hemos pasado el pico del petróleo en 2006 según la AIE, lo que nos lleva a una situación desesperada: sin petróleo no hay comida. NO OIL, NO FOOD.
Ni siquiera las grandes corporaciones pueden cambiar las leyes de la Termodinámica, que sin embargo, son la base de la ecología. Quizá por eso la virulencia de sus campañas criminalizadoras contra el ecologismo. Nuestro modelo económico no considera los límites del crecimiento y llegado a ellos cae. Lo sostenible no es una utopía, lo sostenible es inevitable. Y sería bueno que lo sostenible no fuera un montón de escombros.
El milagro de la revolución verde nunca fue un milagro. La revolución verde consigue publicitar un aumento de rendimientos alterando la contabilidad de los rendimientos energéticos. Para ello sustituye las unidades Físicas de energía por su valor monetario, su precio. ¿pero qué ocurre cuando destapamos esta contabilidad fraudulenta?



La esencia del engaño está en el intento de imponer las reglas de la economía y del libre mercado sobre las leyes de la termodinámica. Pensar que los transgénicos son la solución mágica, puede ser un desarreglo psicológico después de haber visto la última película de X-MEN o cualquiera otra de mutantes con superpoderes.
Cuando destapamos la contabilidad fraudulenta sobre los rendimientos energéticos, el panorama es desolador. Nos encontramos ante un abismo de insostenibilidad que nos aboca al colapso alimentario. Si amitimos que la agricultura industrial salvó mil millones de vidas, ahora hemos de aceptar que su absoluta dependencia del petróleo provocará la muerte de miles de millones.


La campaña que han iniciado los premios Nobel contra la ecología puede considerarse ¿connivencia con las corporaciones o ignorancia?
¿Pueden alegar ignorancia los 25 premios nobel de Física sobre la manipulación del balance energético de la agricultura industrial?
¿Pueden alegar ignorancia los 34 premios Nobel de química sobre la imposibilidad mantener un modelo donde no se cierran los ciclos de nutrientes?
¿Pueden alegar ignorancia los 40 premios Nobel de medicina sobre las consecuencias de un crecimiento exponencial descontrolado de la población y la presión sobre los recursos?
¿Pueden alegar ignorancia los 8 premios Nobel de economía sobre el colapso del modelo económico que implica el declive del petróleo?

Si admitimos que la agricultura industrial salvó mil millones de vidas, ahora debemos de aceptar que su colapso provocará la muerte de miles de millones.



Crítica a la agricultura ecológica y biológica

Cuando se habla de sostenibilidad y de comparación de balances energéticos entre agricultura ecológica e industrial, se nos ofrecen a menudo datos y estudios que muestran que la agricultura ecológica en libre mercado no son tan buenos como podíamos esperar. Sin hacer generalizaciones, estos datos son a menudo rigurosamente ciertos. La cuestión de fondo es que insertar una agricultura ecológica en un modelo económico basado en combustibles fósiles, con maquinaria, transporte, etc puede solucionar algunos problemas pero mantiene la dependencia de esos combustibles. Debemos entender que independientemente del adjetivo que pongamos a la agricultura, un modelo económico basado en energías no renovables nunca será sostenible y transmite esa insostenibilidad al modelo agrícola.

Llegados a este punto podemos entender el informe de la ONU "Despertemos antes de que sea demasiado tarde" donde se apuesta decididamente por un modelo de pequeñas explotaciones con una fuerte orientación al consumo local. Es precisamente la minimización de costes energéticos por transporte y la eliminación de procesos intermedios lo que permite aumentar la Tasa de Retorno Energético Alimentaria a niveles aceptables. Si tomas por ejemplo fruta de tu huerto, eliminas toda la cadena de transporte, distribución, procesado, etc
donde se invierte buena parte de la energía y del petróleo. Si hacemos agricultura ecológica pero envíamos la producción a otro extremo del planeta las cosas no cambian mucho.

Para entender lo grave situación que nos afecta debemos recorrer el sentido contrario a la hora de valorar los rendimientos. El discurso de la agricultura industrial es reduccionista hasta el extremo. No tiene en cuenta la cadena de procesos. La campaña antiecológica de los 110 premios Nobel exige precisamente eso. “Habría que vigilar si el producto es seguro, no preocuparse tanto por el proceso” dice Peter Beyer. Usa así el prejuicio cognitivo de tomar el todo por las partes: si se demuestra que un proceso es seguro podemos aplicarlo a la suma de procesos y limitar al máximo la responsabilidad de las corporaciones. Pero ya sabemos como funciona eso:
Si a una gran empresa vas a pedir responsabilidades por lo que dijeron sus científicos, saldrán a recibirte sus abogados.


Referencias:
- Agricultura ecológica y rendimientos agrícolas.
- El futuro de la alimentación: La urgencia de pasar a una agricultura ecológica.
- Agricultura, población y energía.
- T.P. Bayliss-Smith: The ecology of agricultural systems. Cambridge University Press. Cambridge 1982.
- Balance energético y coste ecológico de la agricultura española.
- La seguridad alimentaria y nutricional. FAO
- Energía y agricultura. pag10 Fernando Ballenilla
- Informe Global 2000 de Gerald Barney y otros, citado en Ernst Ulrich von Weizsäcker, L. Hunter Lovins y Amory B. Lovins:Factor 4: duplicar el bienestar con la mitad de los recursosnaturales (informe al Club de Roma). Galaxia Gutenberg/ Círculo de Lectores, Barcelona 1997, p. 103. (Sobre el dato 0,1 calorias para USA)

jueves, 7 de julio de 2016

110 Premios Nobel para criminalizar la ecología.

La campaña iniciada contra Greenpeace y contra el ecologismo en general raya en lo criminal. Lanza el mensaje de que quienes no apoyen los transgénicos y a las corporaciones que los impulsal pueden ser acusados de ¡crímenes contra la humanidad!. La causa del hambre y la desnutrición en el mundo se simplifica hasta el absurdo: ¡Greenpeace tiene la culpa!. Una foto de la campaña novelesca a la izquierda y otra de la contracampaña a la derecha. Tú eliges.



Transgénicos, energía nuclear, uso de productos químicos de síntesis... La cuestión de fondo es siempre la misma: por sí mismos no son ni buenos ni malos, depende del uso que se les de. Para evitar prejuicios es necesario que se produzcan con seguridad, que se usen con seguridad y que se eliminen con seguridad. También que tengamos información rigurosa, clara y veraz, de los riesgos a corto y largo plazo.  Si a eso añadimos los criterios de justicia, transparencia, sostenibilidad, etc. Si tenemos en cuenta que nuestro modelo económico exige crecimiento infinito y que se estrella una y otra vez contra el cristal invisible de las leyes de la termodinámica y los recursos finitos. Entonces la cosa se complica.
Las intenciones y objetivos tambien cuentan, y es especialmente clarificador que se pretenda enmascarar intereses e intenciones no siempre confesables como "verdades científicas".

¿Qué está pasando con la agricultura industrial global?

Un buen resumen lo podemos encontrar en el informe de la ONU de 2013 cuyo título es bastante clarificador "Despertemos antes de que sea demasiado tarde". Aquí se constata el fracaso del modelo industrial y la necesidad apremiante de un cambio radical para evitar el colapso de la producción de alimentos procedentes de la agroindustria y donde, según la FAO los transgénicos tienen una seguridad discutida y un papel poco relevante. El nuevo modelo propuesto en el informe es el de pequeñas explotaciones locales basadas en agricultura ecológica. Sin embargo, esto choca frontalmente con el modelo económico global donde el acaparamiento de tierras que están haciendo los grandes capitales va justo en la dirección inversa: expulsar a los pequeños agricultores de sus tierras por medio de gobiernos corruptos, para producir alimentos o biocombustibles destinados a paises ricos. Sumemos a esto que el sistema agroalimentario es la principal causa del cambio climático y tendremos un coctel explosivo. Estamos pues ante un colapso anunciado pero ¿y los responsables?. Es ahí donde entra esta guerra de desinformación al mas alto nivel. Y la instrumentalización de la infancia habla de la categoría moral de sus promotores.

Hay cosas difíciles de entender... porque son mentira.

Podemos recurrir sin embargo a unos mínimos conocimiento y a nuestro espíritu crítico para formarnos nuestra propia opinión. El petróleo y en general los recursos fósiles son limitados en su cantidad y en sus posibilidades de extracción -de ahí que se diga que el petróleo no se acabará nunca- porque nunca conseguiremos extraerlo todo. ¿Quién dice eso? La segunda Ley de la Termodinámica. Pero eso no quita de que llegado un momento ya no dispondremos de él. Puede entenderlo cualquiera.
El mayor de los problemas del sistema agroalimentario industrial es su dependencia total y absoluta del petróleo, trabaja en ciclo abierto, desprecia los impactos medioambientales y está supeditado a los dogmas del modelo económico. Tampoco tiene ningún plan viable para salir del atolladero, salvo criminalizar a quienes hace tiempo avisaron de su insostenibilidad.
 Lo cierto es que pasado el pico de producción del petróleo, en 2006 según la Agencia Internacional de la Energía, parece que la solución final de la agroindustria es contar con los ejércitos para la "planificación familiar". Solo sirve la sangre de dinosaurio para alimentar al monstruo que ahora nos arrastra en su agonía. La agroindustria está abocada al colapso por mucha precisión que pongamos en ella. Digámoslo alto y claro:

NO PETRÓLEO - NO COMIDA

 A estas alturas la ingenuidad es un lujo que no podemos permitirnos. Años hace que los servicios secretos franceses detonaron una bomba en el Raibow Warrior asesinando a un fotógrafo y hundiendo el barco. Sin embargo la sangre de Berta Cáceres está aún caliente en la memoria, en el olvido están también los cientos de activistas asesinados en la defensa de la vida y de la Naturaleza. No aparecieron aquí los premios Nobel, ni tan squiera a presentar las condolencias. Hay países que solo son inseguros para quienes plantan cara a las grandes corporaciones. Pero aquí, en Europa, se dispara por debajo de la mesa. Aceptar el "regalo" del arroz dorado, conlleva legalizar el uso de 70 patentes asociadas a transgénicos. Implica abrir una puerta difícil de cerrar, especialmente cuando ya está aquí la reacción mutagénica en cadena que también promete aplicaciones militares. Con amigos como estos ¿quién necesita enemigos?

Una de las claves del engaño del ilusionista es hacer mucho ruido en un lugar mientras el truco ocurre donde nadie mira. Así, mientras los 110 premios nobel ponen el grito en el cielo criminalizando a Greepeace. Los medios de comunicación pasan por alto el Armagedon de los conductores genéticos y la reacción mutagénica en cadena.Y ahora sí, ya sin rubor, financiados por la industria de armamento. Nada en esta campaña es casual o inocente.

 ¿Quienes son los premios Nobel implicados en la campaña?

¿Qué tienen en común Amnistía Internacional y Henry Kissinguer? Ambos son premios Nobel de la Paz. Amnistía Internacional aporta prestigio y Henry Kissinger lo parasita. Resulta un tanto extraño que tan solo exista un solo premio Nobel de la Paz entre los firmantes, pues es el único premio que reconoce méritos éticos. Por ejemplo, el susodicho Henry Kissinguer, a quien Gore vidal (Nobel de Literatura) definía como el mayor criminal de guerra que anda por el mundo, habría estado encantado con la idea. Ya en 1973 afirmaba:
"Controla los alimentos y controlaras a la gente.
Controla el petróleo y controlarás a las naciones.
Controla el dinero y controlarás el mundo."
Habría que haberle recomendado:
"Controla tu ambición o no controlarás nada."
Quizá también Barack Obama, comandante en jefe del ejército de los Estados Unidos. O la misma Unión Europea que tan buena promoción del fascismo está haciendo en Europa. Con su guerra de Crimea y sus miles de refugiados ahogados en el Mediterráneo. Pues no. El Nobel de la Paz que ha firmado ha sido José Ramos-Horta presidente de Timor Oriental hasta 2012 apoyó la invasión a Irak por las tropas estadounidenses. Con el Nobel y el apoyo de Estados Unidos sustituyó al dictador Suharto, que ha su vez también había llegado al poder con el apoyo de Estados Unidos.

El total de apoyos de los premios nobel, por categorías son:

34 de química
25 de física
8 de economía
1 de literatura
1 de la paz
40 medicina

El mayor peso lo tienen los nobel de medicina,  entre los que, como ya habrá intuido el lector, no se encuentra Médicos sin Fronteras sino mas bien investigadores de la biología y la genética.

La campaña sin embargo se parece demasiado a las que hemos vivido en España en estas elecciones. Solo falta que se acuse a Greepeace de haber sido financiado por una pérfida dictadura bolivariana. La página desde donde el grupo de premios nobel hace su acusación es:

http://supportprecisionagriculture.org/index.html
y la respuesta de Greenpeace es:
http://www.greenpeace.org/espana/es/news/2016/Julio/Respuesta-de-Greenpeace-ante-la-carta-de-los-premios-Nobel-sobre-los-transgenicos/

Resulta difícil evitar la impresión de que la necesidad de una acumulación de prestigio sin precedentes, intenta validar una falta de argumentos y una campaña mediática de la mas baja estofa para eludir responsabilidades sobre el punto sin retorno al que hemos llegado. En la página de la FAO tambien podemos encontrar información que contradice a la ya contradictoria, simplista y del tipo "esto es seguro porque lo dice la autoridad". Falso, porque difícilmente podemos garantizar un uso seguro por parte de personas o empresas, cuando a su vez estamos pidiendo que se eliminen las responsabilidades sobre un mal uso.

Para terminar y para que el lector pueda comprender lo que representan los impactos que puede tener en un ecosistema la introducción de un organismo, recordar el caso de la mixomatosis. Un virus introducido por un médico francés en las poblaciones de conejos europeos, con la consecuencia de llevar a especies como el lince ibérico y el águila imperial al borde de la extinción.
Introducir nuevos organismos, aunque sea un simple virus o sustancias contaminantes ajenas al ecosistema, sin otro criterio que el beneficio económico a corto plazo, es con seguridad, garantía de ruina.

viernes, 24 de junio de 2016

Mas allá de la izquierda y la derecha: política en la tercera dimensión (II)

En situaciones de gran desigualdad, en la "democracia" de mercado donde las personas tienen tantos votos como euros o dólares, la demanda y el modelo productivo quedan secuestradoss por la capacidad adquisitiva y la desigualdad económica. Así, los faraones construyeron pirámides y murieron de inanición los esclavos.

Desde los sacrificios humanos para conseguir mejores cosechas, quemar por brujería a la vecina porque se nos ha agriado el vino, lanzar doncellas a la lava ardiente para evitar erupciones volcánicas, el llamado juicio de dios u ordalía, sacar en procesión a los santos para que llueva...  mil y una irracionalidades que tienen una cosa en común: asignar a las relaciones físicas de causa y efecto, una dinámica de crimen y castigo. Después, mediante el recurso de los chivos expiatorios se trasladan responsabilidades desde los que detentan poder y ejercen las acciones, a quienes las sufren. ¿Hablamos de religión? Si. Pero también de política y de dogmas económicos como la "socialización de pérdidas" de la derecha neoliberal, agarrados al darwinismo social como a un clavo ardiendo para imponer un abismo de desigualdad que nos lleva al colapso.

Inmersos en una crisis económica de la que no se analizan causas, de unas políticas de expiación llamadas de austeridad, estamos ante una construcción del discurso político y económico que lleva al extremo de criminalizar  a los voluntarios que se ofrecen a ayudar a los refugiados, tratándolos como traficantes de personas. La crisis y el descenso energético tienen su propia mano invisible en la economía y la política. No descubrirla a tiempo nos lleva a contemplar al prójimo como el enemigo a batir. Las máquinas nunca heredarán la Tierra aunque esos sean los temores de Stephen Hawking, para funcionar necesitan de un suministro de energía y materiales en declive. Skaynet se quedará sin suministro eléctrico. La importancia de hablar también de petróleo y energía, cuando todo el mundo habla de izquierda y derecha, de disparate y corrupción financiera, hace necesario aportar una tercera dimensión que subyace en los seísmos financieros pasados y los que están por llegar.

Primera dimensión: distribución de la riqueza.

Posiblemente el rasgo mas distintivo que diferencia izquierda y derecha sea la tolerancia o no, a la desigualdad en la distribución de aquellos bienes elaborados por la sociedad, de sus libertades y responsabilidades. En el caso del actual neoliberalismo que nos gobierna, estamos en el extremo de esa derecha: máximo poder con mínima responsabilidad. La socialización de pérdidas que lo caracteriza, necesita de una criminalización de la pobreza para justificarse moralmente. Este principio genera una retrolalimentación positiva en la acumulación, no solo de riqueza, sino de medios de producción y de control de la sociedad como son los medios de comunicación. A diferencia del liberalismo clásico, el neoliberalismo no rechaza el control de los estados, sino que lo toma.

La izquierda actual apenas aflora temerosa políticas keynesianas, ante una acusación mediática de extremismo por parte de quienes son incapaces de plantearse una pérdida de privilegios. Sin embargo, como bien dice Stephen Hawking, la ambición ciega la inteligencia y nos lleva a comportamientos mucho mas estúpidos de los que nos creíamos capaces.

Segunda dimensión: producción de la riqueza y sistema financiero.

En situaciones de gran desigualdad, en la "democracia" de mercado donde las personas tienen tantos votos como euros o dólares, la demanda y con ella el modelo productivo, quedan condicionados por la capacidad adquisitiva y la desigualdad económica. El sistema productivo queda secuestrado y se dedica a fabricar pirámides para que los faraones construyan su monumento funerario, mientras mueren de inanición los esclavos.

La trampa de la deuda lleva inexorablemente a la ruina, a una desigualdad extrema
 y a la destrucción del sistema productivo en favor del sistema especulativo financiero.
El papel del sistema financiero, es sin embargo clave a la hora de explicar cómo se produce el colapso. El crecimiento económico necesita también de un consumo de energía creciente. Cuando ese crecimiento ya no es posible físicamente, mantener el sistema financiero a toda costa, conlleva que este termine fagocitando al sistema productivo. Las deudas no se degradan, no se agotan como los recursos, sino que crecen sin parar. Que se este pagando a día de hoy por prestar dinero, es un indicio de cómo los mercados se ven afectados por la mano invisible de la termodináca.

La izquierda se encuentra ante tales contradicciones, que a veces ofrece espectáculos patéticos cuando se la ve llorando su añorado capitalismo. La utopía de una socialdemocracia, devoradora de recursos naturales pero incapaz de una globalización de derechos sociales, se revela castrada por la hipocresía. Incapaz de defender también de forma efectiva, los derechos y recursos que habrían de respetarse para las generaciones venideras. Esa hipocresía, aflora en la facilidad con que sus votantes cambian a la extrema derecha.

Tercera dimensión: recursos físicos y ecológicos

Quizá lo mas preocupante no sea tanto lo que diferencia a la izquierda y la derecha, sino aquello que las une: la misma percepción mítica del sometimiento de las leyes de la Naturaleza a las leyes económicas humanas, por encima de toda evidencia. Es difícl percibir agotamiento de recursos cuando los ricos hacen ostentación de abundancia y hasta hace pocos años parecía que el mercado lo podía todo y el crecimiento económico nunca se detendría. Cuando hablamos a alguien sobre el pico del petróleo piensa ante todo en su coche, no en sus hijos ni en sí mismo.

Se podría decir que el Instituto de Tecnología de Masachusets (MIT) es el referente mundial a la hora de conectar el mundo académico y científico con el de la industria y la economía. Pocos institutos pueden presumir haber tenido o tener entre sus miembros a 85 premios Nobel. El Club de Roma encargó al MIT un informe sobre los límites del crecimiento que fue publicado en 1972 y del que se han realizado varias revisiones, la última en el año 2012. Mas de cuarenta años después, seguimos fielmente el peor de los escenarios: el escenario donde no se hace nada por evitar el desastre. Ni los modelos económicos ni políticos consideran en toda su profundidad las consecuencias del agotamiento de recursos y como estos les afectaran. Hablamos de la destrucción del planeta como si vivieramos en la luna. Como si Wall Street fuera un templo inexpugnable. Mientras, la pérdida de recursos sigue contabilizando en el haber del PIB.

La derecha parece que tiene las cosas claras, mantener los privilegios de una minoría aún a costa de toda la población. Y rezar para todo lo demás. Sin embargo algunos piensan. El propio papa de Roma cree que no será suficiente. Mientras, crece la sombra de la corrupción y podredumbre, un crimen económico organizado, también mas allá de la izquierda y la derecha, mas allá de toda ley, regla, ideología o creencia, incluso mas allá de su propia legislación. En ese lugar donde ya nadie confía en nadie y la complicidad apenas sostiene impunidades, la salida es enfrentar a la población, impedir que las calles vuelvan a llenarse de gentes cogidas de la mano. Repartir pistolas para aligerar pasaje.

La izquierda siempre ha tenido en la razón un baluarte. Pero los medios de comunicación se constituyen hoy en la máquina del fango. Ante la mano invisible de la termodinámica, crece la violencia y la confusión en todos los ámbitos. Quizá por ello, llegar a alguna parte exige la premisa de librarse del peso de ese fango. Puede que necesitemos convencernos de que podemos ser mejor de lo que somos. Y disfrutarlo. Nunca hemos dispuesto de tantos medios para comunicarnos. No necesitamos mas ancho de banda sino mejores mensajes y mejores intenciones. Necesitamos que los líderes políticos no nos prometan ganar, sino servir. Hemos llegado tan lejos en el despilfarro, que no imáginamos con lo poco que se puede vivir dignamente. Tenemos medio pie en el abismo, pero otro medio pie puede alejarnos del peligro. Y necesitamos despertar.

Comunismo capitalista, canibalismo económico u otro lugar en el mundo.

Cada vez resulta mas difícil distinguir entre economía y crimen organizado. Los principios neoliberales han destruido el necesario equilibrio entre libertad y responsabilidad. El principio según el cual, cuando los ricos ganan, las ganancias les pertenecen, pero cuando tienen pérdidas las comparten graciosamente con el resto de la sociedad, da lugar a la retroalimentación de este particular comunismo capitalista, el círculo vicioso de la ley del embudo en el que estamos inmersos y cuyo resultado no puede ser otro que el colapso de la sociedad.

La llegada de los límites del crecimiento económico y la incapacidad de ver la mano invisible de la termodinámica, nos empuja a buscar culpables donde hay causas y chivos expiatorios donde existen responsabilidades en el ejercicio del poder. Es necesario incluir una tercera dimensión en los análisis políticos y económicos, o pasaremos del sueño a la pesadilla sin siquiera haber despertado.

martes, 21 de junio de 2016

Mas allá de la izquierda y la derecha: política en la tercera dimensión (I)




Hacer divulgación sobre las consecuencias de haber atravesado el pico del petróleo es como, tras el choque con el iceberg, avisar a los pasajeros del Titanic de lo que se les viene encima en términos del Principio de Arquímedes.
Nadie da las gracias por una mala noticia. Pero lo cierto es que las decisiones y todo lo que se haga para salvar el barco, es una pérdida de tiempo y recursos. Lo prioritario entonces es salvar a un pasaje, que se enfrenta al ingeniero con las octavillas de la propaganda que dice que el barco es insumergible. Pero se han superado los cuatro compartimentos estancos. El barco está hecho de hierro, puede hundirse y se hundirá. Es una certeza matemática.

La izquierda y la derecha política nacieron en la votación de la Asamblea Nacional Constituyente surgida de la Revolución Francesa  para dirimir si se mantenía el poder absoluto del rey sobre el nuevo parlamento o Asamblea Legislativa. Los que estuvieron a favor del absolutismo se situaron a la derecha del presidente de la asamblea. A la izquierda se situaron los que opinaban que el poder debía asumir responsabilidad sobre sus actos y decisiones. Al incontestable poder de Dios y el rey, se sumaba ahora la voluntad de los pueblos para dictar las nuevas leyes. Pero no se consideró ni por asomo que pudiera haber otra fuente de poder que perteneciera a la Naturaleza: la energía y con ella las leyes inamovibles de la Termodinámica, de los límites y de las consecuencias. De una energía, que en última instancia, es la única fuente física de poder.

Han pasado mas de tres siglos y es ahora, al borde del precipicio, cuando la mano invisible del mercado queda cercenada por las manifestaciones difusas del descenso energético.
Han cambiado mucho las cosas y en los países "ricos" llamamos izquierda a un capitalismo con cargo de conciencia. Un capitalismo que no va mas allá de políticas keynesianas y una globalización donde hay una línea que separa Norte y Sur.

Todos imaginabamos un naufragio debido a un cataclismo de película, que nuestra civilización se hundía entre trompetas y jinetes mitológicos, por el impacto de algún meteorito que hiciera los honores. Es demasiado vergonzoso admitir que tan solo nos hemos quedado sin combustible en mitad de la travesía. Demasiado estúpido.
Pero mientras la derecha reza y la izquierda piensa, si seguimos el principio según el cual "la política es una continuación de la guerra por otros medios" nos veremos abocados a un enfrentamiento fraticida y suicida. Solo porque el capitán, ante la escasez de botes salvavidas, ha decidido repartir pistolas.
Nuestro Titanic tiene ya poco recorrido hacia la izquierda o hacia la derecha, hacia adelante o hacia atrás. El movimiento que mas debe importarnos es el que está realizando hacia abajo, en su hundimiento. En ese naufragio, la corrupción, los delitos fiscales y el crimen económico en general, abren boquetes en el casco y secuestran botes y chalecos salvavidas, mientras los medios de comunicación hacen las veces de orquesta descerebrada.

 Quizá lo mas preocupante no sea tanto lo que diferencia a la izquierda y la derecha, sino aquello que las une: la misma percepción mítica del sometimiento de las leyes de la Naturaleza a las leyes económicas humanas, por encima de toda evidencia.
Lanzados entonces como estamos, a un decrecimiento irrevocable y descontrolado, la derecha está dispuesta a realizar cualquier sacrificio en carne ajena para mantener los privilegios de unos pocos, mientras la izquierda aún sigue atrapada en el mito del crecimiento infinito, mientras los recursos del planeta, el común global de todos los seres humanos presentes y futuros, se van agotando.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...